Yuca siembra y cuidados

Yuca siembra y cuidados

Problemas de la planta de yuca

La poda no suele ser necesaria, pero las hojas dañadas y las espigas florales gastadas pueden eliminarse en primavera si es necesario. Si la planta crece demasiado, recórtela y reduzca su altura a la mitad. Existe un ligero riesgo, pero las plantas sanas deberían responder bien. Reduzca la planta en primavera cuando se reanude el crecimiento. La parte superior cortada puede utilizarse para la propagación.
En general, no da problemas cuando se cultiva en el exterior, aunque los pulgones pueden ser un problema en las flores y los caracoles pueden dañar las hojas. En el interior, pueden surgir varios problemas de cultivo: las hojas inferiores crujientes y marrones son el resultado de un riego insuficiente, pero las hojas inferiores se desprenden de forma natural a medida que la planta crece. El amarillamiento y la flacidez repentinos de las hojas inferiores se deben al exceso de riego. Reduzca el riego y deje que la planta se seque prácticamente. Si las raíces han empezado a pudrirse, saque la planta de la maceta y deseche el exceso de abono y las raíces podridas. Vuelva a trasplantar la planta a una maceta lo suficientemente grande como para contener el cepellón reducido, utilizando una pequeña cantidad de abono fresco. Colóquela en un lugar cálido y riegue con moderación.

Hesperaloe parviflora

Seguro que ya conoces el árbol del dragón, una planta perfecta para principiantes porque es una de las plantas de interior más fáciles de cultivar y más difíciles de matar. Hoy, vamos a compartir otra planta perfecta para principiantes, la Caña de Yucca. Es un árbol diminuto cubierto de hojas caídas y afiladas como una espada. Se parece bastante al Árbol del Dragón, por eso mucha gente se confunde con las dos plantas de interior. Sin embargo, las hojas del Árbol del Dragón tienden a ser mucho más inflexibles que las de la Caña de Yucca. Podríamos recomendar esta planta para los principiantes porque es fácil de cuidar y de bajo mantenimiento.
La Yucca Cane AKA yucca es originaria de Guatemala y del sureste de México, por lo que es una planta tolerante a la sequía y no requiere mucha agua. También es fácil de propagar, por lo que puedes compartir esta planta con tus amigos. Cultivar una caña de yuca en el interior añade belleza al espacio. Además, se considera una planta imprescindible para purificar el aire.
La yuca es una planta suculenta, y es la más grande de todas. Puede crecer hasta 9 metros de altura con su tronco en forma de caña. Una de las cosas que me encantan de esta planta es que es bastante resistente a las plagas y apenas requiere atención. Parece una planta de ensueño, ¿verdad?

Yuca sin espinas

¿No tienes ni idea de cómo cuidar una planta de yuca? Si ha recibido recientemente una planta de yuca como regalo de inauguración de su casa o le han regalado una para poner en marcha su proyecto de jardinería, ¡está realmente bendecido! Considerada como una de las plantas ornamentales de bajo mantenimiento, aporta un atractivo único a un jardín interior o exterior con sus hojas en forma de espada y sus flores blancas y cremosas. Aunque cuidar una planta de yuca es relativamente fácil, hay ciertas condiciones que hay que tener en cuenta para asegurarse de que crece sana y atractiva a los ojos.
En primer lugar, hay que saber que las plantas de yuca pueden ser propensas a sufrir problemas como cualquier planta de jardín. Puede infectarse con manchas marrones que comienzan como una mancha amarillenta con bordes morados. Las manchas grises en las hojas o las legiones también pueden infectar incluso a una variedad de yuca de interior, pero la infección más horrible son las puntas necróticas que hacen que las hojas se marchiten y tengan un aspecto espantoso. Los crecimientos blancos en forma de abanico pueden confundirse a veces con pulgones, pero se llaman esclerocios. Esta infección fúngica suele acaparar la zona del tallo justo por encima de la superficie del suelo.

Comentarios

La yuca es un género de más de 40 plantas perennes, arbustos y árboles, pero sólo unos pocos se cultivan como plantas de interior bajo la etiqueta de planta de yuca, más comúnmente la Yucca guatemalensis y la Yuca aloifolia. Las yucas, que a veces se confunden con el género Dracaena, de aspecto similar, son originarias de México y el Caribe. Son plantas visualmente interesantes y de crecimiento lento, con la ventaja añadida de ser extremadamente tolerantes a la sequía.
Con el tiempo, la mayoría de las especies de yucas se convertirán en monstruos devoradores de habitaciones, pero esto lleva tanto tiempo que tendrá muchos años de uso como planta de interior antes de que abrume su espacio. Los dueños de mascotas deben tener cuidado al añadir una yuca a su casa; se sabe que todas las partes de la planta son tóxicas para los perros y los gatos (así como para los caballos).
En las condiciones adecuadas, las yucas no son difíciles de cultivar. Tienden a prosperar con un poco de negligencia, más que con demasiada atención. Es especialmente fácil regarlas en exceso, y los tallos empapados son un signo de exceso de agua. Las mejores condiciones para una planta de yuca incluyen un rincón soleado con una humedad relativamente baja. Además, las plantas de yuca no son propensas a muchas plagas, aunque las escamas pueden ser ocasionalmente un problema. Con el tiempo, las plantas de yuca suelen perder sus hojas inferiores (en la naturaleza, se caen, formando una falda alrededor del tronco), lo que da a la planta un agradable aspecto de «árbol».

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad