Dracena tronco podrido

Dracena tronco podrido

Tallo de dracaena que se vuelve negro

Tengo mi primera planta de interior, una dracaena marginata, a principios de diciembre de 2013. Al cabo de un mes, más o menos, me di cuenta de que las puntas de las hojas se estaban volviendo marrones. Esta semana han empezado a caerse con bastante rapidez y he notado que el tallo más pequeño (el primero en perder las hojas) se siente blando/musgoso.
He intentado tener cuidado de no regar en exceso, dejando que la tierra se secara entre riegos, pero no creo que se haya secado del todo. He comprado un medidor de humedad para comprobarlo y, aunque el primer centímetro o dos se siente seco al tacto cuando lo compruebo con el medidor de humedad, parece que sigue estando húmedo más abajo.

Dracaena raíces naranja

La drácena es una planta de interior fácil de cuidar, originaria de partes del sur de España, Portugal, África tropical y el oeste de Marruecos. Sin embargo, la variedad más común en interiores es la marginata, originaria de Madagascar y reconocible por sus hojas finas (a menudo abigarradas) y brillantes. Son increíblemente tolerantes a los riegos mínimos y erráticos, e incluso si se observan signos de abandono (lo que seguramente ocurrirá si sufre), es bastante fácil hacer que recupere su antigua gloria.
La drácena se encuentra mejor en una habitación cálida y con luz indirecta, pero puede tolerar un descenso de la temperatura y niveles de luz más bajos durante el invierno. Cuanto más cálido y luminoso sea el espacio, más a menudo habrá que regar; sólo hay que tener cuidado de no colocar la drácena bajo la luz directa, ya que esto hará que las hojas se calcinen y se pongan marrones, al igual que estar demasiado cerca de una corriente de aire o una fuente de calor. Si notas que las hojas empiezan a ponerse marrones, sólo tienes que arrancar las dañadas en el punto en el que se unen al tronco (esto fomentará un nuevo crecimiento) y volver a evaluar su entorno, trasladándola si es necesario.

Dracaena tronco blando

La drácena es una planta de interior fácil de cuidar, originaria de partes del sur de España, Portugal, África tropical y el oeste de Marruecos. Sin embargo, la variedad más común en interiores es la marginata, originaria de Madagascar y reconocible por sus hojas finas (a menudo abigarradas) y brillantes. Son increíblemente tolerantes a los riegos mínimos y erráticos, e incluso si se observan signos de abandono (lo que seguramente ocurrirá si sufre), es bastante fácil hacer que recupere su antigua gloria.
La drácena se encuentra mejor en una habitación cálida y con luz indirecta, pero puede tolerar un descenso de la temperatura y niveles de luz más bajos durante el invierno. Cuanto más cálido y luminoso sea el espacio, más a menudo habrá que regar; sólo hay que tener cuidado de no colocar la drácena bajo la luz directa, ya que esto hará que las hojas se calcinen y se pongan marrones, al igual que estar demasiado cerca de una corriente de aire o una fuente de calor. Si notas que las hojas empiezan a ponerse marrones, sólo tienes que arrancar las dañadas en el punto en el que se unen al tronco (esto fomentará un nuevo crecimiento) y volver a evaluar su entorno, trasladándola si es necesario.

Árbol del dragón

La planta Dracaena puede ser un bonito toque tropical para su casa o jardín. Sin embargo, hay muchos aspectos que pueden afectar a su salud. Si su Dracaena no está prosperando, la podredumbre de la raíz podría ser el problema que da lugar a un crecimiento inadecuado, o a hojas amarillas y moribundas.
La podredumbre de las raíces de su Dracaena suele estar causada por un exceso de riego, un exceso de fertilización o problemas de drenaje. Esto puede llevar a que el suelo se convierta en el lugar perfecto para que los hongos se propaguen. Para mantener la planta viva, es necesario tomar medidas inmediatas, retirando la planta y atendiendo a la podredumbre.
Arreglar la podredumbre de las raíces puede ser bastante sencillo si tienes un lugar adecuado para plantarla, unas tijeras de jardinería limpias y tierra fresca. Si sospecha que su planta tiene podredumbre de la raíz, debe seguir inmediatamente los pasos que se indican a continuación para identificar por qué se ha producido la podredumbre de la raíz, cómo puede solucionarla y cómo prevenirla en el futuro.
Si sospecha que el culpable es un tipo de hongo, puede ponerse en contacto con un agente de extensión agrícola local para que le ayude a identificar qué tipo. Esto también puede ayudarte después a eliminar el hongo de forma más eficaz.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad