Pomada aloe vera para fisuras anales

Pomada aloe vera para fisuras anales

Cómo aplicar el gel de aloe vera en las hemorroides

Cualquier desgarro o grieta en y alrededor de los tejidos anales se conocen como fisuras anales y pueden ser muy molestas y dolorosas. Pueden causar mucho sangrado, picor y dolor y pueden ser bastante molestas. Si sufres estreñimiento o diarrea, también puedes acabar teniendo que lidiar con las fisuras anales. Las fisuras anales deben diagnosticarse y tratarse lo antes posible, ya que un descuido sólo puede acarrear problemas mayores. El dolor al defecar y la presencia de sangre en las heces son los principales síntomas de las fisuras anales y, si tienes este tipo de problemas, lo primero que tienes que hacer es consultar a tu médico inmediatamente y comenzar con el tratamiento, ya que dejarlas sin tratar puede hacer que se conviertan en un problema crónico, lo que hace que sea aún más doloroso. Pero aparte de su tratamiento también puede utilizar algunos remedios caseros para aliviar y calmar su dolor y malestar sin ningún efecto secundario, pero siempre es una buena idea consultar a su médico antes de usar cualquier remedio casero para las fisuras anales.

Gel de aloe vera patanjali para las fisuras

Las fisuras rectales o anales son desgarros o grietas en el tejido del ano o del canal rectal. Las fisuras suelen estar causadas por el estreñimiento y/o por un traumatismo, como el esfuerzo para evacuar heces demasiado grandes o duras, el parto o la diarrea crónica, todo lo cual estira, desgarra o irrita el tejido de la mucosa del recto o del ano. Un desgarro de fisura puede ser menor y poco profundo, o llegar hasta el músculo del esfínter.
Las fisuras se producen en personas de todas las edades, desde bebés hasta ancianos. Los primeros signos de que se tiene una fisura rectal o anal pueden ser movimientos intestinales dolorosos, y/o sangre roja brillante en el papel higiénico o en el inodoro. Las fisuras pueden picar, y algunas tienen una secreción maloliente. La enfermedad inflamatoria intestinal de Crohn es una causa común de fisuras. Las hemorroides (también llamadas almorranas) suelen estar asociadas a las fisuras.
Permíteme empezar dándote unos cuantos remedios fáciles (de bajo coste) que puedes probar primero para curar tu fisura anal. Si no funcionan lo suficientemente bien, entonces es probable que necesite mis supositorios FissureHeal hechos a medida. Pero como estos son hechos a mano por una farmacia de compuestos, ¡no son baratos! Así que tal vez quiera probar primero los otros remedios y ver si eso hace el trabajo. Inventé FissureHeal porque tenía una fisura anal grave -desde el nacimiento de mi hijo, dos años antes- que estaba desesperada por curar.

Gel de aloe vera para las almorranas

El aloe vera es una planta medicinal que favorece la cicatrización de las heridas por quemaduras. Se realizó un ensayo clínico prospectivo para evaluar los efectos de una crema tópica que contenía un 0,5% de jugo de aloe vera en polvo en el tratamiento de las fisuras anales crónicas. Los pacientes se aplicaron la crema de aloe en la zona de la herida 3 veces al día durante 6 semanas siguiendo las instrucciones de un médico. El dolor se evaluó con una escala analógica visual antes del tratamiento y al final de cada semana de tratamiento. Se examinó y evaluó la cicatrización de la herida y la cantidad y gravedad del sangrado antes y al final de cada semana de tratamiento. Hubo diferencias estadísticamente significativas en el dolor de la fisura anal crónica, en la hemorragia tras la defección y en la cicatrización de la herida antes y al final de la primera semana de tratamiento también en comparación con el grupo de control (p < 0,0001). En este estudio, una crema tópica que contiene jugo de aloe vera fue un tratamiento eficaz para las fisuras anales crónicas. Se trata de un resultado prometedor que indica que está justificado realizar más estudios comparativos.

Cómo curar la fisura de forma permanente

Marco es un joven de 32 años que se queja de fisura anal, confirmada por anoscopia, desde hace más de 3 años. Ha utilizado ablandadores de heces, emolientes y agentes tópicos (por ejemplo, esteroides anales y tratamiento de hemorroides). Mantiene un patrón intestinal consistente de heces diarias, moderadamente formadas y capaces de ser expulsadas con un mínimo de esfuerzo.
A pesar de seguir el tratamiento recomendado, sigue presentando una fisura anal que produce ardor al defecar y manchas de sangre. La cantidad de sangre perdida no es suficiente para provocar una anemia, pero sigue angustiado por no haber podido curar la fisura a pesar de sus esfuerzos.
El Dr. Louis Kuritzky se dedica a la enseñanza de la medicina desde la década de 1970. Basándose en años de experiencia clínica, ha elaborado cada año, durante casi tres décadas, una colección de artículos que a menudo son infravalorados por los médicos, pero que son importantes para los pacientes. Estas «Perlas de la Sabiduría» a menudo destacan estudios que pueden no haber conseguido la tracción dentro de la comunidad clínica y/o pueden haber sido pasados por alto desde el momento de su publicación, pero justifican una segunda mirada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad