Mascarilla de aloe vera para el cutis

Mascarilla de aloe vera para el cutis

Mascarilla facial de aloe vera para los granos

Para los antiguos egipcios, la planta de aloe tenía el secreto de la eterna juventud y la belleza. También hay pruebas de que la utilizaban para tratar las quemaduras, curar las cicatrices e incluso ayudar en el proceso de embalsamamiento. Se dice que Cleopatra utilizaba regularmente mascarillas de aloe vera. Los antiguos chinos también lo utilizaban para conseguir un cutis suave y agradable. Así pues, el aloe vera como parte de la rutina de belleza no es nada nuevo, y sus beneficios son tan reales y fáciles de disfrutar hoy en día como hace miles de años.
Las mascarillas de aloe vera son una combinación de aloe vera y otros ingredientes. Estos ingredientes se mezclan y se aplican sobre el rostro para limpiar y despejar la superficie y recuperar la vitalidad y el tono. Los beneficios de las mascarillas de aloe vera son numerosos:
Por lo general, las mujeres se aplican una mascarilla facial de aloe vera por la noche, después de haber limpiado la suciedad y los restos del día de su rostro. En raras ocasiones, se dejan la mascarilla durante toda la noche. Pero en la gran mayoría de los casos, la mascarilla se deja durante 20 o 30 minutos antes de aclararla y aplicar una crema hidratante antes de irse a dormir.

Mascarilla de aloe vera para la noche

No es ningún secreto que el aloe vera, el calmante natural original de las quemaduras solares, tiene una gran variedad de beneficios para la piel: Puedes utilizarlo como imprimación antes de aplicar la base de maquillaje, como desmaquillante, como crema hidratante e incluso como tratamiento del cuero cabelludo para los folículos irritados. Es lógico que el aloe vera sea la mascarilla facial definitiva, lo suficientemente potente como para tratar cualquier problema de la piel (irritada, descolorida o dañada por el sol) y lo suficientemente suave como para evitar la sequedad. La única pregunta que queda es: ¿Hay algo que esta planta no pueda hacer?
Lo primero es lo primero: Encuentra tu aloe. Si puedes cosechar tu propio aloe vera, es estelar: tendrás tu propio suministro de gel mágico para usar a tu disposición. Si no tienes una planta de aloe en tu casa, haz lo posible por encontrarla fresca: «El aloe vera fresco es mejor, ya que las propiedades medicinales se deterioran con el tiempo. Muchos geles y zumos de aloe vera comerciales contienen otros ingredientes, como conservantes», dice la dermatóloga californiana Cynthia Bailey, diplomada por la Junta Americana de Dermatología.  También debes asegurarte de hacer una prueba de parche antes de untarte la mezcla por toda la cara. El aloe vera puede causar dermatitis de contacto en algunas personas, dice Marisa Plescia, investigadora científica de la tienda electrónica de belleza limpia NakedPoppy, así que definitivamente querrás asegurarte de que no sufres ninguna irritación antes de aplicarte una mascarilla facial completa.Para hacer la mascarilla, necesitarás, por supuesto, algo de aloe, además de los ingredientes adicionales que elijas (más sobre esto más adelante). A partir de ahí, los pasos son bastante sencillos:

Mascarilla de aloe vera para pieles secas

El aloe vera es mágico para la piel. Una planta con múltiples ventajas nutritivas, el aloe vera ha sido utilizado por personas de todo el mundo durante siglos y sigue siendo un ingrediente clave en los productos para el cuidado de la piel. Con más de 200 componentes, como minerales, vitaminas, enzimas y ácidos grasos, esta planta a base de agua le asegura una piel sana, independientemente de su tipo de piel o de sus problemas.
Sin embargo, estará de acuerdo en que los distintos tipos de piel o problemas cutáneos deben tratarse de forma diferente. Por eso, aquí tenemos cinco mascarillas diferentes para algunos de los problemas cutáneos más comunes. Puedes elegir una según tus necesidades:
Si tienes la piel apagada, el aloe vera con cúrcuma y miel es la mascarilla que necesitas. La cúrcuma es rica en antioxidantes que ayudan a iluminar la piel y a igualar su tono. Junto con la miel, los componentes antiinflamatorios del aloe vera calman tu piel y evitan que tenga brotes.
¿Quieres tratar tu zona T grasa y los granos? Todo lo que tienes que hacer es juntar el aloe vera y el pepino. El efecto calmante que ambos ingredientes tienen sobre la piel la limpiará y restaurará el equilibrio de la humedad. Esto resolverá tus problemas de piel grasa.

Mascarilla facial de aloe vera para las manchas oscuras

Puede que la planta de aloe vera no sea muy atractiva, y sus espinas pueden ser francamente amenazantes, pero lo que cuenta no es lo que está en el exterior… sino lo que está en el interior. Las hojas carnosas del aloe contienen un gel repleto de nutrientes, enzimas activas, vitaminas, minerales y aminoácidos. No es de extrañar que el gel de aloe vera se haya utilizado durante miles de años para tratar una gran variedad de dolencias y afecciones de la piel.
Pero, aparte de aplicarlo directamente sobre la piel, ¿cómo se pueden aprovechar los beneficios de la planta de aloe vera? Los expertos de SiO Beauty han creado siete recetas de mascarillas de aloe vera que aprovechan el poder de esta conocida planta. Una piel impecable, ¡allá vamos!
Aunque las mascarillas de aloe vera son estupendas para ayudarte a conseguir una piel suave, sin arrugas y brillante, a veces quieres algo más potente… y que no requiera que se frieguen los platos después. Ahí es donde entran los parches de silicona para la piel.
Los parches de silicona para la piel, como los de SiO Beauty, son a las mascarillas faciales de bricolaje lo que la tableta o el teléfono móvil son a la máquina de escribir. No hay comparación real. De hecho, los parches de silicona para la piel son la mejor manera de conseguir una piel sin arrugas. Y son súper sencillos de usar. Sólo tienes que sacar el parche de su envase, presionarlo sobre tu piel y dormir. Los parches cutáneos de silicona de SiO Beauty son reutilizables hasta diez veces, por lo que la curación no es cosa de una sola vez.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad