Cuidados de la planta aloe vera en maceta

Cuidados de la planta aloe vera en maceta

Cachorros de aloe vera

Aloe vera: ¡cómo te queremos y te necesitamos! A menudo llamada simplemente Aloe, es una planta estupenda para tener en casa. Esta suculenta es realmente una planta con propósito y tan práctica para tener en la cocina o el baño. Estos consejos para el cuidado del Aloe vera como planta de interior le ayudarán a mantener la suya en plena forma.
El Aloe barbidensis, su elegante nombre botánico, se ha utilizado durante siglos por sus propiedades curativas. Yo cultivé la mía al aire libre en Santa Bárbara y hago lo mismo aquí en Tucson. Cuando vivía en climas más fríos, hace muchas lunas, lo cultivaba en interiores. Hay algunos puntos importantes que hay que saber sobre su cultivo como planta de interior, que resumiré al final.
Esta suculenta necesita luz natural y brillante para crecer con éxito y para que sus hojas se vuelvan bonitas y gordas. Lo mejor es una exposición al sur o al oeste en su casa. El este también puede estar bien siempre que esté cerca de una ventana. Deberás rotarlo cada 6 meses aproximadamente para asegurarte de que la luz que recibe es uniforme en todos los lados.
En invierno, es posible que tengas que trasladarla a un lugar más soleado, ya que los niveles de luz son más bajos y los días son más cortos. En verano, asegúrate de mantenerlo alejado de las ventanas calientes y soleadas, ya que pueden quemar las hojas. Si tiene una casa o un apartamento oscuro, esta planta será un fracaso.

¿regar el aloe vera por arriba o por abajo?

El aloe vera no sólo tiene un buen aspecto, sino que es una planta suculenta con muchas propiedades beneficiosas. ¿Por qué no querrías tener una en tu casa? Algunas personas tienen problemas para cultivar aloe vera en el interior. Comparto 5 razones por las que puedes tener problemas con esto, además de qué hacer al respecto.
Podría dar 15 o 20 razones pero eso podría confundirte. Estas 5 razones, en mi humilde opinión hortícola, son las más comunes. Muchas veces menos es más, especialmente si eres un jardinero principiante de plantas de interior y/o suculentas.
Antes de continuar, aquí tienes una guía de Aloe Vera 101 para tu referencia. En ella encontrarás información sobre: el cultivo de aloe vera en el interior, el exterior, la eliminación de las crías (los bebés que crecen en la base), la plantación y el cuidado de las crías, la plantación de aloe en contenedores, además de la mezcla a utilizar, y cómo uso y almaceno las hojas de aloe vera.
Esto va de la mano con el punto anterior. Una planta de Aloe vera prefiere una mezcla que sea ligera, bien aireada y que drene bien. Si se planta en una mezcla demasiado pesada, estará mucho más sujeta a un exceso de riego y, en última instancia, a la putrefacción.

El aloe de jabón

Hay más de 300 especies de Aloe vera, pero la más cultivada como planta de interior es el Aloe barbadensis miller. Tiene hojas gruesas y suculentas que están rellenas de un gel acuoso. Las hojas crecen desde la base de la planta, en forma de roseta, y tienen bordes dentados con espinas flexibles. Es una suculenta de rápido crecimiento, que tarda de tres a cuatro años en alcanzar un tamaño maduro.
Dado que el aloe vera necesita un suelo arenoso o con grava, cuando se cultiva en el exterior es mejor utilizarlo con otras suculentas con necesidades similares. Para integrar el aloe en una plantación fronteriza, colóquelo en una maceta aparte y utilícelo como punto focal. Si se eleva la maceta a la altura de los ojos, se hará más prominente. El aloe en maceta crece bien en cubiertas y patios, donde es útil para las quemaduras y mordeduras de emergencia.
El suelo debe tener un buen drenaje. En su hábitat natural, el Aloe suele crecer en pendientes, de modo que se garantiza un buen drenaje. Para asegurar el drenaje en una maceta, puedes utilizar una tierra especial para cactus o mezclar un poco de perlita o arena gruesa y hacer tu propia mezcla.
El aloe soporta bien la sequía, pero prefiere que se le riegue con regularidad, dejando que la tierra se seque completamente entre riegos. Si la planta se deja seca demasiado tiempo, las hojas se arrugan y se fruncen ligeramente. Se recuperarán al regarlas, pero el estrés prolongado, ya sea por exceso de sequía o de agua, hará que las hojas amarilleen y mueran.

Cultivo de aloe vera en interiores

Me atrevería a decir que la planta de Aloe Vera es la suculenta más vendida en todo el mundo. Sí, es cierto, esta planta se ha utilizado durante miles de años y sigue siendo muy apreciada hoy en día.    Es una planta beneficiosa con un propósito y es realmente fácil de cultivar en su casa y/o al aire libre en el jardín, así que permanezca atento a los consejos de cuidado y cultivo.
También recibe muchos otros nombres, como Aloe barbadensis, Planta de Primeros Auxilios, Aloe Verdadero, Aloe Africano, Planta de Quemaduras y Planta Milagrosa. Es tan popular que a menudo se le llama con un solo nombre «Aloe» (¡como Beyonce, Madonna o Prince!), aunque hay más de 400 tipos diferentes de aloes.
Si te quemas, el gel fresco y calmante que contienen las hojas te está esperando.    Atención porque hay 2 cosas importantes que debes saber para cultivarlas con éxito en tu casa y que se enumeran en los 2 primeros consejos de cuidado y se resumen al final.
Nota: Este es un post actualizado. El original fue escrito hace casi 6 años cuando vivía en California y desde entonces me he mudado a Arizona. Pasé 10 años en Santa Bárbara y ahora he vivido en Tucson durante 4 años.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad