Como revivir aloe vera

Como revivir aloe vera

Aloe vera poco regado

El motivo de la muerte del aloe vera suele ser la putrefacción de las raíces debido a un riego demasiado frecuente y a suelos de drenaje lento. El aloe vera necesita que la tierra que rodea las raíces se seque entre los riegos. Si el aloe está en un suelo húmedo, las hojas se vuelven blandas y marrones o amarillas y el aloe vera se muere.
Para cultivar el aloe vera con éxito y evitar que las hojas cambien de color, es importante recrear algunas de las condiciones de su entorno nativo utilizando una tierra para macetas con buen drenaje y regando sólo cuando la tierra se haya secado completamente.
Para saber si la tierra de la maceta está seca, palpe la tierra del fondo de la maceta a través del orificio de drenaje. Si la tierra está húmeda, retrase el riego durante unos días. Si la tierra está seca, es el momento perfecto para regar.
Asegúrate de que no haya raíces o tierra compactada que obstruyan los agujeros de drenaje de la maceta y, si utilizas un platillo o una bandeja debajo de la maceta, vacíala regularmente para que el agua salga libremente y la tierra pueda secarse.
Una vez que la tierra del aloe haya tenido la oportunidad de secarse por completo y haya ajustado la frecuencia de riego o sustituido la tierra para que drene con la rapidez adecuada para las suculentas, el aloe tendrá la oportunidad de revivir.

Cómo revivir una planta de aloe vera sin raíces

Este artículo ha sido redactado por Andrew Carberry, MPH. Andrew Carberry trabaja en sistemas alimentarios desde 2008. Tiene un máster en Nutrición y Planificación y Administración de la Salud Pública por la Universidad de Tennessee-Knoxville.
Las plantas de aloe vera son magníficas para el interior o el exterior; además, son muy prácticas por sus propiedades curativas. Estas plantas son suculentas y, por lo tanto, pueden enfermar debido al exceso de riego, al sumergimiento y a otros factores ambientales. La podredumbre de las raíces es una de las dolencias más comunes de las plantas de Aloe vera, pero también pueden sufrir quemaduras por el sol. Si tu planta de Aloe vera parece un poco enferma, ¡no pierdas la esperanza! ¡Todavía puedes revivirla!
¡Casi! Una señal de que su aloe vera necesita agua es que las hojas caen ligeramente transparentes. La planta de aloe vera retiene la mayor parte de su agua en las hojas, por lo que la caída de las hojas suele indicar que está bajo el agua. Esto es cierto, pero también hay otras razones por las que las hojas de su planta están cayendo y son transparentes. Elige otra respuesta.

El aloe vera se vuelve marrón tras el trasplante

El aloe vera tiene su origen en zonas cálidas y secas.  Sobrevive a largos periodos de sequía sin agua porque puede almacenar agua en sus hojas.  Sin embargo, esta capacidad se convierte en su perdición en condiciones de heladas.
El aloe vera es una de las llamadas suculentas de hoja, las plantas que utilizan sus hojas como órganos de almacenamiento de agua.  Las hojas del aloe sano son regordetas y su piel exterior es lisa y brillante.  Incluso a temperaturas inferiores a 5°C, la planta de aloe, que es sensible al frío, puede resultar dañada.  El agua almacenada en las hojas se congela, el tejido foliar se destruye y muere.
Los daños causados por las heladas se reconocen por las hojas vidriosas y reblandecidas, que más tarde se oscurecen y mueren.  En las plantas más viejas y fuertes, sólo pueden verse afectadas las puntas de las hojas o partes individuales de las mismas.  La exposición prolongada al frío también puede dañar las raíces del áloe.
Para evitar este tipo de daños, es aconsejable devolver al calor la planta de aloe que se ha dejado en el exterior en verano, a más tardar en septiembre.  Los aloes pueden invernar fácilmente a temperaturas ambiente normales.  Si los mantiene a una temperatura más baja en invierno (aprox. 10-15°C), esto favorece la formación de flores.  En este caso, deberá regar muy poco su planta de aloe y no abonarla.

Hojas de aloe vera no rellenas

El aloe es una de esas plantas que tiene un aspecto estupendo y que también puede ser útil. Sin embargo, también es susceptible de sufrir algunos problemas. Si quieres proteger tu planta de aloe, debes conocer los problemas más comunes y cómo tratarlos.
La podredumbre de la raíz del aloe es un problema que se desarrolla cuando un determinado tipo de hongo crece en la planta. Las puntas de las raíces de color marrón oscuro y blandas y las hojas oscuras son signos de podredumbre de las raíces. La mezcla para macetas y la rutina de riego adecuadas pueden evitar que la podredumbre de las raíces aparezca o se extienda a otras plantas.
Si nota un cambio en su planta de aloe, debe considerar si se trata de la podredumbre de las raíces. Hay otros problemas comunes, pero el hongo puede ser problemático. Sigue leyendo para saber más sobre los signos de la podredumbre de la raíz y cómo tratarla y prevenirla.
La podredumbre de las raíces es una enfermedad común para la planta de aloe. Se desarrolla en presencia de hongos, y puede ser difícil de tratar si se agrava. La podredumbre de la raíz afecta principalmente a las raíces, pero ciertos tipos de hongos también pueden dañar las hojas e impedir el crecimiento de toda la planta.
No hay que confundir la podredumbre de las raíces con otros problemas, como la podredumbre blanda o la roya del aloe. La podredumbre blanda afecta más a las hojas, pero puede tener causas similares a la podredumbre de la raíz. Ambas enfermedades pueden desarrollarse cuando hay demasiada agua cerca de la planta.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad